¿Qué se necesita saber para realizar una prueba de fertilidad masculina?

prueba de fertilidad masculina

Por lo general, la prueba de fertilidad masculina es un procedimiento delicado del que a ningún hombre le gusta hablar. Sin embargo, no hay ninguna razón para avergonzarse. Estos exámenes suelen hacerse cuando una pareja intenta tener hijos y después de varios meses no lo han conseguido, para ello deben rectificar si alguien de la pareja es infértil o poco fértil.

Para llevar a cabo este diagnóstico, la pareja debe visitar a un médico especialista que realice una historia clínica y ordene los estudios necesarios para el análisis clínico. A partir de esta información el medico podrá orientarlos apropiadamente sobre el proceso que deben llevar a cabo para que puedan lograr su embarazo, o explorar otras opciones.

Entre las pruebas que se le pueden practicar a un hombre se encuentra la exploración física para conocer el estado general de su salud y la de sus órganos reproductores. Se puede hacer también un análisis hormonal que determine si existen alteraciones es sus hormonas sexuales. Por último, está el seminograma que es el que revisa la calidad de su esperma.

Seminograma o análisis de semen

Este procedimiento es el más complejo de los tres mencionados porque requiere de más tiempo para conocer los resultados. A partir de este se pueden conocer varios valores sobre el estado del esperma del hombre. Entre ellos, se encuentra la cantidad que se arrojan en una eyaculación, lo normal es de 1.5 mililitros.

Se analiza también el PH, la concentración de espermas que va a alrededor de 15 millones o más por cada mililitro, y el tipo de movilidad que poseen. Un recuento espermático bajo o un movimiento anormal de los espermatozoides puede dificultarla concepción, por lo tanto, se complica que una mujer pueda quedar embarazada. A partir de la prueba de fertilidad masculina se determina si un hombre cuenta con la capacidad para concebir un hijo o si tiene alguna complicación que lo impida.

Aunque lo más común es que un hombre se somete a un examen de este tipo es para saber si tiene problemas de infertilidad, algunos acuden a esta para saber si su vasectomía ha dado los resultados esperados.

Cuando realizar el análisis

Si una pareja lleva alrededor de 12 meses intentando concebir un hijo y no lo han logrado, lo mejor es que acudan con un especialista pasado este tiempo para que pueda recomendar otras opciones. De esta manera, ambos podrán estar seguros de cuál es el problema sin que ninguno se estrese por los pocos avances.

Para hacer una recolección del semen del paciente, es necesario que acuda al consultorio del médico en donde le brindarán una habitación o un baño en el que pueda masturbarse y depositar la muestra en un vaso estéril. No se recomienda usar lubricante porque puede afectar la muestra. Tampoco es una opción que los lleven en un recipiente desde su casa porque pierden sus propiedades para el estudio y mueren.

En la primera prueba, la calidad del semen puede ser diferente a otros días ya que se encuentra en variación constantemente. Por lo que se recomienda hacer otras dos muestras adicionales al pasar una semana o dos. Así serán óptimos los resultados de las pruebas.

Dudas sobre la prueba

Puede tomarse como medida previa a una prueba de fertilidad masculina las relaciones sexuales y la masturbación de 2 a 5 días. Con eso, el conteo de espermas puede ser más alto. Este tipo de análisis no genera riesgos ni dolor, únicamente se trata de un estudio de su esperma. La exploración física tampoco es un factor de riesgo.

Durante la historia clínica del paciente se pregunta si ingiere alcohol, tabaco, alguna llevar medicinal o medicamentos antes del examen porque estos productos pueden causar una alteración en el esperma. Si los consume con frecuencia, lo mejor es que no los consuma por lo menos unos días antes de la evaluación.

A partir de los resultados del estudio también se puede determinar la morfología de los espermatozoides, si existe algún tipo de infección o baja en los glóbulos blancos. Es menos común que los hombres se realicen este tipo de pruebas, porque no acuden al médico especialista con tanta frecuencia como una mujer. Por esta razón, si tiene alguna infección o problema en el sistema reproductor es difícil que se percate de ello.

Si cualquiera de los resultados se presenta algún detalle o no entran en los índices normales, indica que existe un problema de fertilidad. Puede ser que el resultado se deba a que se sigue consumiendo algún tipo de alcohol o medicamentos. Si no es esta la razón, acuda a su médico de inmediato para que rectifique la información y evalúen más opciones.

En algunos casos las parejas pueden recurrir a la inseminación artificial en México debido a que son bajos sus niveles de concepción. Es una buena opción cuando las parejas han probado otros métodos y no han resultado efectivos. Este procedimiento es delicado y también requiere de algunas medidas y cuidados, pero es una opción eficiente y práctica para la pareja.

Cuando el análisis de semen se realiza para verificar que una vasectomía fue efectiva, el médico debe rectificar si aún hay rastros de los espermatozoides. Para pedir esta prueba, también se recomienda dejar pasar un tiempo después de realizada la operación, esto porque aún después de ella salen algunos aún. En este tiempo, lo mejor es que la pareja aún mantenga el uso de anticonceptivos hasta que las pruebas sean positivas.

Los problemas de fertilidad en los hombres pueden ser tratables si se siguen las medidas de un doctor especializado. Mientras reciba tratamiento no hay probabilidades de que su pareja quede encinta. Si el problema persiste, o si ambos tienen dificultades para concebir un hijo, existen otros procedimientos a los que pueden someterse para hacer realidad su sueño de ser padres.

Las clínicas de inseminación artificial en México son centros de salud reproductiva que asesoran, analizan y practican métodos de concepción de forma efectiva y segura, de forma que los futuros padres no se sientan rodeados de estrés y de la imposibilidad para formar una familia. Al igual que con los estudios de fertilidad se necesitan algunos análisis para garantizar que sean candidatos.

Si ya han sido atendidos con anterioridad por un médico especializado con el que consultaron las condiciones de su salud reproductiva, Ya cuenta con una historia clínica, y sobre ello puede ofrecer alternativas y procedimientos para que la pareja decida cuál es su mejor opción.

En Unilive somos una unidad de reproducción asistida con un equipo de médicos expertos y preparados que tienen como objetivo ayudar a sus pacientes a convertirse en madres y padres. Conocemos el proceso que se realiza con detalle y sabemos que puede resultar cansado y complicado.

Por esta razón nos comprometemos con los pacientes para apoyarlos con atención y confiabilidad para que el procedimiento sea más ameno y sencillo para ambos. Nos encontramos a su disposición en el edificio Valcob piso 2, torre A #1499, Blvd. Atlixcáyotl, unidad territorial Atlixcayotl, Vía San Ángel y Mazarik, Puebla.

Si desea más información sobre nuestro trabajo y los procedimientos que manejamos, puede comunicarse a los teléfonos (222) 225 2075 o (222) 225 2232 para dudas o comentarios escríbanos a nuestro correo contacto@unilive.com Tenemos también una sección de blog en la que siempre compartimos con ustedes la información más importante de nuestro rubro.

¡No te olvides de compartir!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *